martes, 9 de julio de 2013

Unos patucos para Silke, galletas con fondant

Bueno, para ella no, más bien en su honor porque me parece que fue la única que no los probó :-D

Silke es mi sobrina pequeña. Hace una semana la bautizaron y llevé unas galletitas decoradas con fondant. 
A los invitados les gustaron mucho. Empezaron diciendo que daba pena comerlas, que las querían de recuerdo. Pero con un "para eso os habría hecho algo en madera, ¡son para comer!" los convencí a todos.
Me lo pasé muy bien decorándolas y fue muy fácil.

Necesitaremos las galletas, fondant blanco, fondant rosa y unas bolitas de azúcar blancas y rosadas.

Primero tenemos que hacer las galletas y dejar que se enfríen. Podéis ver la receta pinchando aquí.
En mi caso con cortadores de patuco, cochecito de bebé y babero. Para bebés también hay cortadores de biberón, sonajero, chupete, osito, patito, pie de bebé, body, cigüeña con bebé, etc.

Después estiramos fondant blanco con el rodillo y recortamos con los mismos cortadores que hemos utilizado con las galletas. Untamos las galletas con mantequilla a temperatura ambiente y colocamos encima nuestras formas de fondant.
Para pegar fondant sobre fondant solo tenemos que untar una de las partes con un poquito de agua.
Para el cochecito no usé todo el trozo: volví a recortar con un cortador redondo grande para tener solo el capazo. A continuación recorté dos circulitos pequeños para hacer las ruedas y les puse una bolita de azúcar en el centro.
Marqué la capota con una rueda para fondant y le pegué un lacito que hice con un molde mini de silicona, pero se puede hacer perfectamente con un trocito plano, alargado de fondant.

Al patuco le hice un lazo distinto, marqué unas rayitas con la otra rueda del marcador y le pegué cuatro bolitas de azúcar.

El babero lleva una flor con una bolita de azúcar y un cartelito con el nombre (con un sello de esos de ir poniendo letra a letra). Además le hice unas ondas con agujeritos por todo el borde con una esteca.

En las fotos no se aprecia bien: para finalizar le di a todas las galletas una capita de polvos blancos brillantes de rainbow dust.


¿Os han gustado?

6 comentarios:

  1. y estaban buenísimas!
    pero algunas quedaron de recuerdo igualmente.
    cada pareja probó una y se guardó la otra, salvo los muy golosos que no pudieron resistirse!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os mandaré galletitas a Alemania. Los peques ya me han dicho que quieren de Hello Kitty, Monster High y piratas :-)

      Eliminar
  2. Qué bonitas! pero a mi también me daría lástima comérmelas, sin ser de madera! jajaja

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están más ricas que bonitas, así que ¡a comer! :-D

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario ;-)